En la Bodega Miquel Jané comprendemos que maridar los vinos adecuados con tus platos favoritos puede elevar tu experiencia culinaria al siguiente nivel. Por eso, estamos encantados de utilizar nuestro blog como medio para compartir con vosotros algunos consejos sobre cómo seleccionar los vinos ideales para acompañar diferentes tipos de alimentos. Desde pescados y marisco hasta carne, te ofrecemos nuestras sugerencias para que puedas resaltar los sabores y crear combinaciones memorables que te encantarán. ¡Toma nota!

Maridar correctamente es cuestión de gustos

El mundo del vino ha sido a menudo regido con reglas rígidas sobre los maridajes. No obstante, en Miquel Jané, creemos que cada persona tiene su propio paladar y preferencias únicas. Por eso, antes de nada, queremos desmitificar la idea de que el vino tinto solo es para carnes y los blancos para pescados.Como verás, nuestro enfoque se basa en explorar y descubrir cómo los diferentes tipos de vinos pueden realzar los sabores de diversos alimentos. ¡Empezamos!.

Productos del mar.

Los pescados y mariscos son delicatessen del mar que pueden ser maridados de manera espectacular con vinos. Aunque se piensa comúnmente que los vinos blancos son los únicos acompañantes adecuados, en realidad, los tintos jóvenes y los rosados también pueden crear combinaciones deliciosas. Por ejemplo, nuestro Baltana Rosado Ecológico puede resaltar la suavidad del pulpo y los peces semigrasos.

Los cavas y espumosos añaden también una dimensión de frescura a los pescados salados y las ostras. Mientras tanto, los blancos afrutados o los frescos pueden hacer que cada bocado de pescado sea una experiencia memorable. Pruébalo con nuestro espumoso Clàssic Penedès – Parellada.

Salmón

Dentro de los productos del mar, el salmón es un ingrediente versátil que permite una amplia variedad de maridajes. Un vino blanco, con su acidez refrescante, puede realzar el sabor mantecoso del salmón. Para aquellos que prefieren los vinos tintos, nuestro Syrah ecológico puede equilibrar perfectamente la grasa del pescado, creando un equilibrio en cada bocado. Los vinos espumosos, como nuestro Clàssic Penedès – Sauvignon Blanc, añaden también un toque de elegancia al plato de salmón.

Carnes

Maridar vinos con carnes es un arte que puede resaltar la sutileza de los sabores de ambos. Y es que el maridaje debe crear una experiencia culinaria en la que el vino limpie la cavidad bucal después de cada bocado, permitiendo que los sabores se expresen plenamente.

Para carnes como el buey, un vino graso y robusto con larga crianza puede resaltar su sabor característico. En el caso de la ternera, la elección del vino dependerá del color y la preparación de la carne. El cerdo, por su parte, ofrece una variedad de maridajes según la forma de cocinarlo. Las aves, como el pollo y el pavo, pueden acompañarse con vinos blancos, rosados o tintos, dependiendo de la preparación y las salsas utilizadas.

En el caso de una buena carne roja te recomendamos probarlo con nuestro Sauvignon Blanc, un vino criado durante 5 meses en barrica. Por otro lado, los tintos corpulentos y aromáticos pueden resaltar los sabores de embutidos y jamones. El tinto Masía Cal Costas es perfecto para ello, ya lo verás.

Sushi

El sushi combina sabores delicados y texturas sutiles. Los vinos blancos frescos, afrutados y aromáticos son compañeros ideales para el sushi. Un sauvignon blanc con notas cítricas y herbales es una excelente opción para realzar la frescura del sushi..

Explora el arte del maridaje.

En Miquel Jané, creemos en la libertad de experimentar y descubrir nuevas combinaciones de vinos y alimentos. Los maridajes no se deben regir por reglas estrictas; más bien, son una oportunidad para resaltar y apreciar la complejidad de sabores en cada bocado. En Miquel Jané, valoramos la creatividad y la exploración en la búsqueda de maridajes únicos. ¡Salud!

es_ES